domingo, 16 de diciembre de 2012

5º Congreso Forestal Español

Transcribimos algunas conclusiones del reciente 5º Congreso Forestal Español, celebrado en Ávila, destacando las que afectan al sector maderero y a la forestación de tierras agrícolas (fuente: Redforesta):
España tiene 27,6 millones de hectáreas forestales y es, por tanto, el 2.º país de la Unión Europea (UE-27) con mayor superficie forestal. En concreto, con 18,3 millones de hectáreas, es el tercer país con más bosques, tras Suecia y Finlandia. Sin embargo, es el primer país en cuanto a matorrales y pastizales, con 9,3 millones de hectáreas, lo que representa el 40% de la superficie total europea.
Por otro lado, cabe destacar que España es el país en el que más están creciendo los bosques de toda Europa. En este sentido, el país que más zonas arboladas crea es China (4 millones de ha), y el segundo del mundo es España, con 300.000 ha, el doble de Estados Unidos.
España ha tenido una fuerte política de repoblación forestal, que se puso en marcha en 1940. El Plan Nacional de Repoblación de 1939 proponía repoblar seis millones de hectáreas en cien años, y llegar a tener 11,3 millones de hectáreas de bosques. Pues bien, sólo en 70 años hemos logrado 18,3 millones de hectáreas, siete millones más de los previstos Menos del 7% de los bosques son plantaciones para la producción de madera (eucalipto, pino radiata y chopo). La inmensa mayoría de los bosques, el 93%, son masas seminaturales, más o menos alteradas por el hombre.
Nuestros bosques pueden producir cerca de 50 millones de metros cúbicos de madera de forma sostenible, pero se utiliza menos del 40%, cuando en Europa se aprovecha el 65%. De hecho, sin la aportación de Galicia, la principal región productora del país con cerca del 40%, el aprovechamiento del crecimiento anual en el resto del país ronda el 25% de sus posibilidades.
España invierte en el cuidado de sus bosques alrededor de 1.100 millones de euros, es decir, 41€/ha, cuando la media europea es de 27€/ha. Sin embargo, no alcanzamos las recomendaciones del Plan Forestal Nacional de 52€/ha. En  realidad, cada español debería destinar 32 euros de sus impuestos a inversión forestal.
En cuanto a la propiedad, dos tercios de los bosques son privados; y el tercio restante, público.El ritmo de reforestación español es el más alto de Europa: 2,19% frente al 0,51%. El incremento de árboles ha sido constante en las últimas décadas. Según el estudio, desde 1975 se han plantado 10.074 millones de nuevos ejemplares. En la actualidad nuestro país tiene 17.804 millones de árboles, una cifra que se eleva cada año una media de 284 millones.
Este incremento tan notable se debe, sobre todo, a la transformación de áreas agrícolas y ganaderas en forestales, debido a las exigencias de la Política Agraria Común de la UE, así como al abandono de zonas agrícolas por su falta de rentabilidad y a la marcha de la población rural.

jueves, 6 de diciembre de 2012

¿Qué esperar de una plantación de nogales para madera?

Quien se plantea repoblar una superficie de su propiedad con alguna especie maderable, por fuerza se formula la pregunta de qué rendimiento puede esperar.

La tabla de abajo muestra el precio del metro cúbico (m3) de la madera de nogal negro en el mercado de Illinois, USA. 

No hemos podido dar todavía con una tasación tan clara y pública en Europa, mucho menos en España. Pero desde luego este es el precio local que la industria maderera europea paga por la madera de nogal negro importada de los Estados Unidos. Habría que sumar los costes de una distribución transatlántica para ser más aproximados. 

precio m3 de madera de nogal negro
(aplicada conversión de unidades a europeas [€/m3])

No es de extrañar que en Estados Unidos se den casos de robo de nogales adultos, llegándose a hacer uso de helicópteros para su traslado.

Una hectárea de nogal híbrido puede producir fácilmente, en unos 28 años de media, más de 200 m3 de madera de nogal. Siendo moderadamente optimista podemos hablar, entre madera de chapa o desenrollo, madera de aserrío y raíz de unos 300 m3/Ha.

A esa edad, los diámetros de los ejemplares oscilarán entre 35cm y 45cm, correspondientes a una  tasa media de incremento anual del grosor de 1,3 cm/año y 1,6 cm/año de diámetro.

El efecto de la crisis en los precios de la madera ha sido prácticamente nulo, y continúan su tendencia alcista. No se debe perder de vista que la crisis es ante todo occidental. Pese al efecto global, China se erige como el gran consumidor mundial del futuro. Las políticas anti-deforestación en el gigante asiático unidas a la potencia de la industria procesadora de madera europea quizás explican en parte porqué los precios no se han visto afectados más allá de un ligero bache tras el crack financiero de octubre de 2008.

Evolución precios madera en UE-27
Precios de los diferentes productos de la madera respecto al valor en 2005.
Únicamente los asociados a la impresión de papel (papel para prensa, línea verde clara)
presentan un ligero decremento. Fuente: Eurostats, 2010.
De aquí a una década o dos, el problema de colocar el producto maderero en España es creíble que perdure. Nuestro mercado dista mucho tradicionalmente de ser dinámico, voluminoso y trasparente. Debemos esperar que la presión ejercida por el incremento de oferta privada que se espera en unos diez años, fruto de la reforestación de varios miles de hectáreas en la década pasada, abra el mercado y potencie la creación, por ejemplo, de lonjas de madera con tasaciones justas, descontaminadas del peaje para intermediarios no estricatamente necesarios.

domingo, 18 de noviembre de 2012

El timo de los arbolitos... ¿o el de los titulares?

El artículo El timo de los arbolitos, publicado el 4 de noviembre en el suplemento dominical Crónica, de El Mundo, parece aludir por su título a todas las sociedades de inversión en arbolitos que hay, como mínimo, en España. Además de Bosques Naturales, operan en nuestro país EccoWood, Maderas Nobles, Ecobosques, Foresta Cápital,... y un buen puñado de otras de menor entidad.

Pero no. Se trata de un misil contra sólo una de ellas: Bosques Naturales S.A.

El texto no está disponible en Internet, no al menos gratuitamente, pero este enlace que he encontrado permite leerlo casi al completo (falta una frase no escaneada).

La información gira en torno al "drama" económico de José Luis y los familiares a los que convenció de la compra de participaciones en Bosques Naturales (BN) por valor de 327.000€. Aparecen otros tres casos de inversores, por diferentes cuantías, sin que se diga nada sobre si han perdido el dinero o sufrido algún otro tipo de inconveniencia.

Los árboles adquiridos por Jose Luis y parientes hacia 2005, les dijeron que debían cuadruplicar su valor en 20 años. A los siete años, por algún motivo no aclarado por el periodista, se perdieron en una parte no cuantificada tampoco y ahora ignoran los "damnificados" si recobraran el dinero invertido porque se encuentran con que lo tiene inmovilizado hasta el 2025 -como por otra parte acordaron en su día. 

El mercado (ergo negocio) de la madera existe. Y no hablamos de migajas. La madera, como segunda materia prima más demandada del mundo, supone buena parte del PIB de países nórdicos y tropicales, además de otros como Chile y Nueva Zelanda, saturados de bosques. La mayor parte ellos pone en práctica, por imperativo legal, políticas de deforestación y reforestación controladas, tanto desde el sector público como del privado -mayoritario en muchos países. 

El freno ecologista a la deforestación descontrolada ha dado impulso en las últimas décadas a la inversión forestal racional. En este contexto surgen a mediados de los noventa las sociedades de inversión en maderas nobles para dar cabida al aporte del pequeño accionista frente a la tradicional gestión latifundista o estatal de los bosques. 

Una inversión que exige un pago tan alto en tiempo (según la especie, entre 10 y 80 años, incluso más) sólo se explica porque es rentable, muy segura o las dos cosas.

Obviamente, estas nuevas sociedades participativas buscan aquellas especies que dentro de un periodo de tiempo no intergeneracional, de 20 a 30 años, ofrecen un retorno suficientemente atractivo como para procurar al inversor una pensión cómoda o, cuanto menos, un legado generoso a sus descendientes.

Entonces, ¿porqué sólo y exclusivamente Bosques Naturales y ni una sola palabra o mención a las otras sociedades del estilo?, ¿por qué no un título como El timo de Bosques Naturales? El titular es la esencia de la noticia y lo único que retiene la mayor parte de lectores. Sobre todo si es carnaza.

El timo de los arbolitos suena tan generalista que parece hacer referencia no sólo a todas las sociedades de inversión en arbolitos. También a los viveros que vendan estos arbolitos, a los "pardillos" que decidan forestar sus propias tierras con estos arbolitos o, apurando, al sector de la madera basada al fin y al cabo en arbolitos

Se habla de timo piramidal y, a la vez, de que BN lleva cinco años sin vender un arbolito. ¿Qué clase de pirámide es esa? Por definición, en un timo piramidal, los ingresos de los adeptos nuevos se destinan al pago de los intereses de los socios más antiguos. No hay nada, en todo este tinglado, de liquidación periódica de intereses, sino de retorno de la inversión más rendimientos a los 20 años, tras la venta de la madera.

Y ¿a qué precio? Que sepamos, ninguna sociedad del estilo de BN garantiza un precio de venta. Se quedan algo así como un 10% del precio obtenido, sea cual sea éste. Nada les impide malvender por debajo del precio de mercado y aun así cumplir punto por punto el contrato con sus clientes. Pero a qué dudar. Nadie invierte sobre la base de la desconfianza.

El artículo alza su dedo inquisidor contra BN pese a admitir que desde 2007 está en manos de nuevos dueños. Legalmente éstos heredan todo compromiso para con los clientes de la gestión anterior, entonces ¿por qué no El timo de Angel Briones (fundador original de BN)? Su parentesco directo con el fundador de Forum Filatélico le convierten en una carnaza ideal para un titular, sin importar que entre un sello y un cerezo (o nogal) haya más de siete diferencias.

Una de las fuentes del artículo es un ex-empleado de la BN original, que destila su resentimiento contra la que fue se empresa en un foro de Google, salpicando bilis a diestro y siniestro en frases inconexas con varios signos de exclamación.

Otra fuente del artículo es el inexistente Instituto Forestal de Cataluña. Si se refiere al CTFC o al IRTA, vale decir que ambos han realizado estudios sobre variedades de nogal hibrido empleadas por BN y resto de sociedades. El IRTA promueve desde hace la reforestación con nogal hibrido, cerezo y otras especies y augura crecimientos que superan los ofrecidos en el artículo. Por cierto que en toda su extensión no se menciona la palabra "híbrido". Los volúmenes presentados se corresponden más bien con los propios del nogal común, muy inferiores al de los híbridos seleccionados que manifiestan la denominada heterosis de vigor. 

Coincidimos en que hay una exageración en las estimaciones del BN original acerca de la obtención de 1.7 m3 de madera a los 20 años de un solo árbol. Es un imposible, aunque nada impediría a una sociedad previsora vender uno y plantar en realidad cuatro, ocho o quince para asegurar el tiro. Y ¿qué está haciendo BN actualmente? 

El artículo omite toda referencia al respecto. No se menciona que los representantes de BN se hallan negado a prestar su versión de los hechos al periodista, por lo que cabe suponer que éste ni se ah molestado en pedírsela. 

Una búsqueda rápida en internet basta para informarse de que actualmente BN progresa en I+D en el campo de la mejora genética de especies madereras; ha diversificado su oferta de servicios y productos hasta lo inverosímil (por ejemplo, venden muebles de sus propios cerezos); pero sobre todo, planta, planta y replanta clones de los mejores ejemplares de que dispone. 

¿Por qué tanto esfuerzo si no venden ni un solo arbolito desde 2007? Es como si quisieran cumplir sus compromisos... Pero no, no pude ser, no debe ser. El artículo se quedaría sin villano, sin hereje, sin alguien a quien odiar y culpar de nuestras propias mermas, temeridades o miserias.

No soy periodista ni ganas, pero creo que cabría investigar más profundamente a dos bandas y conceder un mínimo prudencial de crédito al blanco de nuestro furor justiciero  en atención a los ahorros del resto de miles de inversores de BN (más allá de los cuatro que pasan fugazmente por el artículo) antes que condenar todo el negocio a la hoguera para poder clamar, una vez reducido a cenizas: ¡veis cómo tenía razón! 

Si el sector de la madera existe, si lo suelos de parquet existen, las puertas de madera maciza, los muebles de contrachapado, las vigas, los postes, las cajas de fruta, las calderas de biomasa,... si el papel existe: ¿qué impide que pueda entrar el pequeño inversor en el negocio, ya sea de motu propio o delegando en una organización?

No defendemos a ultranza a estas sociedades. De hecho, nos hacen la competencia. Pero el enorme potencial de la madera noble es real, si bien todo depende de la gestión que aquéllas hagan de él. Un muro impenetrable, seguramente, como suele ser la gestión de cualquier gran organización o empresa, incluida la de un diario de tirada nacional como el que da de comer al periodista. Es paradójicamente Bosques Naturales la tal vez más transparente de las sociedades de participación en madera noble, con anuarios de la gestión y estado de cuentas disponibles en su web desde la entrada de la nueva directiva.

Si tuviéramos que defender algo, como pequeño vivero de particulares que somos, es el háztelo tu mismo. Plantar un bosquecillo no es difícil ni caro, y cuidarlo, aun menos. Los plantones de un año están a unos 3.5€. Por el precio de unos pocos plantones en una sociedad de particpación, se puede repoblar una hectárea a alta densidad (400 arbolitos). Muchos de ellos crecerán a un ritmo inusual, mucho más rápido de lo normal y darán lugar a ejemplares muy valiosos que, una vez listos para la venta, deberían alcanzar los mil euros "fácilmente".

"Fácilmente" en un mercado sano, fuerte y abierto. Como el que existe en Estados Unidos con las variedades de nogal negro que crecen allí en frondosos bosques espontáneos. A los precios que allí se manejan públicamente, pactados en transacciones sin pompa ni demora, una hectárea bien cuidada daría aquí para una jubilación más que tranquila, dorada.

He aquí la auténtica piedra de toque. Nadie puede predecir aún a qué precio podremos vender madera noble en España dentro de unos años, ni que número de intermediarios (necesarios o surgidos de la nada) habrá que 
superar. Aun no ha llegado a ese estadio ninguna sociedad de inversión en madera, pero los posibles compradores de madera de arbolito ya sabrán sin duda, y en parte gracias a este tipo artículos, de sus apremios por vender para poder cumplir sus compromisos. 

El mercado aun está en gestación, pero que nazca sano, fuerte y abierto, que la producción real prime por encima de la especulación y la autoimportancia, ese es el reto y la esperanza de todos los que han (hemos) invertido en este negocio por una u otra vía.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Nunca es tarde si el destino es uno mismo

El funcionario retirado chino, Yang Shanzhou, a los 67 años y sin más ayuda que una quincena de colaboradores a los que remuneraba de su propia pensión, inició la repoblación más de 4.000 Ha de árboles.


Los efectos en el desarrollo de la región, mísera hasta entonces, no se hicieron esperar. 

Veinte años después, los bosques trajeron agua, carreteras y electricidad hatsa la remota aldea china que lo vio nacer.

Una historia con tales dosis de esfuerzo, constancia y desinterés que difícilmente podría atraer la atención del público del siglo XXI.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Artículo sobre Arboforest

Un artículo interesante sobre nuestra actividad:

Producindo Planta: MADEIRA DE CALIDADE

miércoles, 31 de octubre de 2012

Nogal híbrido: ¿vale la pena?

Desde hace algo más de una década se extiende en España el uso forestal de tierras agrarias con el fin de explotar la madera resultante.

La Unión Europea, a través de los fondos FEADER para el desarrollo rural, ha contribuido a fomentar esta actividad mediante la concesión de abundantes subvenciones a la agroforestación.


Desde el punto de vista político, el déficit maderero que arrastra la UE explica los beneficios, a medio plazo ya, de esta costosa política de incentivo.


Con la aparición en el mercado del nogal híbrido y de estas ayudas, grandes inversores y latifundistas repoblaron miles de hectáreas. Como siempre con el gran capital, no es posible saber si con fines productivos, especulativos, recaudatorios de ayudas públicas o una mezcla de todos. 


Donde no parecen haber calado las bondades de una actividad motora del desarrollo y la riqueza distribuida es en el pequeño propietario rural. La garantía de rentabilidad que procura una materia prima, la madera -segunda más demandada tras el petróleo a nivel mundial, que además presenta una seria endemia deficitaria en nuestra potente región económica natural, la Unión Europea, apenas tiene efecto. A diferencia el petróleo, no es posible concentrar las plantaciones de madera en pocas manos, y estas además no impiden la explotación simultánea de la tierra con otro cultivo.


Pesa demasiado la falta de atractivo de un retorno de inversión de largo plazo (25-40 años). 


El español de a pie no se deja engatusar fácilmente: desconfía de todo negocio que no reporte beneficios inmediatos y evidentes. Se niega a creer que el trabajo, por si mismo, sin la ayuda de influencias o contactos poderosos, pueda generar prosperidad. Son muchos los que han venido a visitar nuestro vivero, interesados en reforestar un terreno mal aprovechado, y que finalmente "no lo han visto claro", sin saber explicar con palabras el porqué. Caemos en el desánimo con increíble facilidad si nos comparamos con un francés, un alemán o un italiano del norte.


Aunque la mayoría desea llegar a una cómoda ancianidad, o dejar cuando menos un legado apreciable a nuestros hijos y nietos, apenas acometemos acciones para lograr este objetivo, más allá de dejar nuestros ahorros en una cuenta o fondo bancario.


La forestación de parcelas en peligro de desuso cuenta con todos los auspicios para ser exitosa incluso en pequeñas superficies. El desarrollo de nuevas especies, híbridos del nogal, alerce, cerezo, castaño, etc. acorta los turnos de explotación hasta casi la mitad. El bajo coste de mantenimiento y los increíbles precios que se pagan por la madera noble, en especial de frondosas y tropicales importadas, aseguran fuertes ingresos futuros aun en el caso de explotaciones medianamente bien gestionadas. 


Ni siquiera el hecho de que el ciclo pueda durar 25 ó 40 años impide que el valor del terreno o de la plantación en si aumente año tras año a un ritmo que ningún fondo de inversión podría garantizar ni en los tiempos más arrogantes de la especulación financiera.


Oir de quien dispone de una parcela agraria, así como de la información, medios y ayudas suficientes para reforestarla que, con todo, la deja en abandono, es algo que por resignación, ya no nos resulta chocante. Damos más crédito a cualquier voz detractora porque nos hace más apacible y feliz la inacción que tanto caracteriza a nuestro país.


Desde Arboforest, nuestro pequeño vivero familiar, rompemos una lanza en favor de los que se atreven, de los que saben que para recoger hay que sembrar, de los que encuentran un placer en el gasto (que no consumo), aunque se trate, como aquí, de sumas perfectamente asumibles para una economía modesta. Tan modesta como la nuestra sin ir más lejos.


Si os pica la curiosidad sobre todo este asunto, podéis descargaros esta guía en PDF sobre la explotación maderera de la especie híbrida de nogal negro americano y nogal común, aplicable a cualquier especie de rápido crecimiento y madera de calidad.


Y para cualquier consulta, siempre nos encontráis en www.arboforest.com. Hasta pronto!